'Libertad por el sabor'
21.10. 2017 - 21.11. 2017
Colegio Nacional   (Mexico City, Mexico)

with Alejandra Avilés, Alejandro Gómez Arias, Andrea Medina, Berenice Olmedo, Carmen Huizar, Daniel Pérez Coronel, Ha Vi, Invasorix, Irak Morales, Israel Urmeer, Josué Mejía, Juan Caloca, Ling Sepúlveda @ Obstante, Lucía Vidales, Marco Aviña y Marek Wolfryd, Naomi Rincón Gallardo, Paloma Contreras Lomas, Pamela Zeferino, SANGREE, Sofía Abraham, Wendy Cabrera Rubio


Curated by:   Bikini Wax EPS

exhibition text:

LIBERTAD POR EL SABOR

Montaje grupal de momentos plásticos en el Colegio Nacional

Entras por Donceles

y miras un tapete

lo pisas hasta quitar esa canción de Shakira de tu suela

y encuentras unas monedas mexicanas hasta de tres ceros

que parecen de un ninja numismático subdesarrollado

dan vueltas

y en las espaldas del dinero se asoman advertencias

cuatro rótulos

miras tu ropa y sabes qué provocas

y te escondes de las miradas

en un arbusto

ahí escuchas cómo se desgarra una piedra

un chamula tectónico inclina a un colonizador 70 grados

¿en qué parte de abajo del infame peso de la Conquista quedó todo?

hay momentos en que dos escaleras que nunca se juntan

terminan violentamente compartiendo peldaños

y te quedas como una rata callejera taxidermizada

preguntándote en medio del mar

a quién le pertenece tu insignificante cuerpo

y aparece América vista desde las tres carabelas

y tu cuerpo pasa a ser parte de la Corona transgénica

que una real Crispr-Cas9 trae puesta

mientras escribe la última literatura política posible que es la genética

una garra de un águila que pesa 100 pesos te rasga la pupila

y sin controlar la entrada o salida de luz

de la garra brota un águila y se posa sobre América

que es un balón de fútbol

y detrás

una granada cae

cae perpetuamente durante estas fechas porque es fruta de temporada

antioxidantes naturales detonan las células cancerígenas

de la cabeza voladora del cura Hidalgo

y su gusto por colores y prendas que anticipan el look anarquista

activan los minerales de la fuente de la juventud de El Colegio Nacional

construída sobre un templo de la fertilidad

y efervece un rapero prehispánico de roca, sin glande, con tatuajes

imágenes de un pasado que parece demasiado presente

tan presente

como el olor de la carne asada y la libertad por el sabor

que desencadena la vaca luego de ser asesinada y quemada

como las calorías mientras te imaginas bailando corridos caribeños

relatos de la realidad de la pulpa de lxs perrxs

un perrealismo mágico entre naranjos de misioneros

tan fuerte es la gravedad del perreo que Juan Villoro es aplastado por un tren

desacelerado en una de tres dimensiones

tarda veinte minutos


en un trayecto que normalmente haría en un minuto

y durante la desaceleración irrumpe un coro de voces que siempre han estado ahí

y que ahora entonan macho intelectual

y te sientes aludido porque hablas de Foucault y poliamor en tus ligues progres

no puedes superar a esos que, te dijeron, eran tus primeros padres

la historia de la hetero manzana y la costilla patriarcal

y aparece una víbora que no es católica, ni satánica,

es de otra religión

la que trae lluvia

porque borra marcas en la arena

ahora desvanece una trasnacional de tabaco

con su cascabel que suena

como si Chubaca leyera un poema de Dolores Dorantes

investido con la banda presidencial

y el rojo se derrama hasta las caras de un grupo de punks

que cantan a la autonomía y brincan de la autogestión a la organización

como esos polines que sostienen la pintura que será

mientras lo que es guarda la pintura que siempre ha sido

de castas

un pantone racial de jamón

con el que se sirve el sandwich de salario mínimo de inconciencia de clase

como si se tratara de un Tercer Imperio Mexicano

diseñado por emperadores austriacos de sangre monetarista y neoclásica

y luego la sombra de un águila

siempre la sombra

de un águila en la noche

que se aleja por Luis González Obregón
 

-- BWEPS (September 2017)